mayo 21, 2020
7 comments
Share

#FlorDeViaje: Bali, una isla inolvidable

🇮🇩 En este viaje vas a descubrir los atractivos que tiene un lugar de ensueño, repleto de atractivos, sensaciones y lugares que no podés dejar de visitar. Una cultura tan hermosa como sensible. Viajemos a Indonesia, viajemos a Bali.

Era mi última noche de Australia, mi valija ya estaba armada, y mis documentos todos preparados para seguir viaje. Todas las condiciones estaban dadas para que pudiera acostarme temprano, ya que debía madrugar al día siguiente para tomar vuelo nuevamente. El  televisor se había convertido en mi gran compañero, y resultaba un excelente aliado para dormir tranquila, pero esa noche mí regla falló. A las pocas horas de conciliar sueño, el sonido de gritos y voces desesperantes hicieron que me despertara.  Se trataba nada más y nada menos que la desaparición de un avión de Air Malasyan que justamente coincidía con la compañía aérea que iba a volar en las próximas horas.

 Lo primero que hice fue llamar a algunos amigos y familiares, para ver si tenían más información de lo que estaba pasando, pero obviamente a Argentina la noticia aún no había llegado. Cuando lo conté,  me dijeron  que no tomara ese vuelo, y que sacara otro pasaje, pero como fiel capricorniana sumada a las expectativas puestas en mi próximo destino, BALI, esa opción que ellos tan dulcemente planteaban no estaba dentro de mis posibilidades. Y así fue como por primera vez me subía a un avión donde los protagonistas estaban concentrados en un canadiense, 6 tripulantes y una Argentina que lo único que quería era seguir coleccionando anécdotas.

Finalmente llegue, sana y salva, y a diferencia de otras veces, tenía a alguien que me estaba esperando, pero no, no es lo que se imaginan.

Quería conocer la cultura balinesa, así que me pareció una buena idea que un guía local me estuviera acompañando estos veinte días por BALI. Y así fue como apareció Mario, seudónimo que eligió para que a los turistas les sea más fácil pronunciarlo. Habla perfecto español, y es uno de los que mejor maneja el idioma en la isla; tanto que años atrás la producción de Viajando por el Mundo junto con Marley lo eligió para que pueda guiarlos en su estadía, así que este último dato me aseguraba que había elegido al mejor.

Bali, es una de las tantas islas que se encuentra en Indonesia. Realmente, es un paraíso viviente, la cultura balinesa me enamoró, principalmente la calidez de su gente. Apenas llegué me quedé en la zona de Ubud. Allí, se estila alojarse en guest houses, que son habitaciones privadas en casas de familia.

Recuerdo que cuando llegué, me recibió una fuerte tormenta,  me había quedado sin batería, y los adaptadores que tenía no me servían para cargar mi celular. Mi cara lo decía todo, por eso el dueño del lugar amablemente me pregunto qué era lo que me pasaba. Le conté que del otro lado del mundo estaban esperando ansiosamente el bendito mensaje de: “estoy bien, mamá” Me miró, me sonrió y se fue, yo calculaba que no había entendido nada de lo que le había contado.  A la media hora golperon mi puerta, y al abrirla estaba él, empapado, con una bici, y el adaptador, diciéndome “que aunque mi familia este lejos, ellos ahora eran mi familia y me iban a cuidar como tal”, y en ese momento me sentí la persona más afortunada del mundo.

Mis planes seguían marchando bien y para mi fortuna Mario había entendido a la perfección, el propósito principal de  este viaje. Me adelantó que conocer la isla iba a ser un antes y después en mi vida, si bien en ese momento no lo creí, reconozco que con el correr de los días sus dichos se hicieron realidad,  me hacía ver las cosas diferentes, a darle valor a lo que realmente importa, me enseñó que nada es imposible si existe un propósito, y principalmente me enseñó a creer en mí.

En la isla hay más de diez mil templos para recorrer. Si bien son muchos, y es difícil visitar todos;  se puede decir que tengo mis preferidos. Ninguno es parecido a otro, y cada uno de ellos tiene ese no sé qué, que lo hace especial.

🕍 Algunos de los maravillosos Templos de Bali 🕍

Bali superaba mis expectativas día tras día. Pude bucear, surfear y hacer rafting, sinceramente; no podés aburrirte en la isla, porque si te gusta la adrenalina tenés  infinidades de actividades para hacer, hasta te invita a enamorarte por unos días.

🥰 Un detalle que no les conté…

¿Se acuerdan del canadiense con  el que compartí vuelo? Después  de charlar las cinco horas que duró el viaje, intercambiamos números de celular. El rubio, alto y de una sonrisa hermosa, se llamaba Kevin, tengo que reconocer que su llamado se hizo esperar, pero cuando recibí su mensaje su propuesta me encantó, se trataba de una visita por las terrazas de arroz que aún yo no conocía. Para poder recorrerlo lo mejor es alquilar una moto, porque perderte forma parte del paisaje, y el plan se trataba justamente de eso.

Esos días compartidos fueron muy intensos, éramos bastante parecidos, dos almas aventureras que lograban conectarse a la perfección. Fuimos a Lovina, al norte de la isla, donde pudimos nadar con los delfines en su entorno natural; subimos al volcán Agung y disfrutamos de los amaneceres más lindos. Parece una novela,  pero todo era real.

Por él me enteré  que en cinco días se celebraba el  año nuevo balines, se lo conoce con Nyepi o día de silencio, es el día más importante del calendario, y tiene la particularidad que ese día la isla queda totalmente paralizada, todo pero absolutamente todo está prohibido; desde salir de la casa, incluso para los turistas, usar la electricidad, el gas, cocinar, e incluso hablar.  Es en el único lugar del mundo que cierran hasta el aeropuerto internacional.

Como se darán cuenta Kevin era mucho más precavido que quien les escribe, por eso era hora de despedirse, fácil no fue, pero prometimos encontrarnos en algún otro lugar del mundo, esa historia de coincidencias merecían unas noches más, y los dos teníamos en claro que las promesas se hacían para cumplirse, así que estaba segura que volvería a coincidir con ese rubio.

… Volvemos a Bali…

Mario me recomendó que visitara Lombok la isla de enfrente, donde se encuentra las gilis Island. No estaba muy convencida realmente, pero hoy agradezco su insistencia, porque gracias a que me subiera prácticamente a la fuerza a la lancha que me cruzaba hizo que mi viaje de un giro de 180 grados. Acompáñame estos 200 km que separa a la isla, para conocer qué fue lo que hizo que el rumbo de mi viaje cambiara mis planes totalmente.  

#FLORDETIPS:

  • Este destino es ideal para todo tipo de viajeros, mochileros, aventureros, exploradores o quienes buscan un viaje de relax en el paraíso.
  • Si viajás por menos de treinta días y sos  de nacionalidad argentina vas a necesitar una visa que se tramita a la llegada del país, la misma es gratuita.
  • La isla es pequeña. Se puede recorrer en coche o moto en un día, pero hay muchísimos sitios de interés para visitar. ¡Vale la pena extender la estadía!
  • La mejor época para viajar a Bali coincide con la estación seca, que es de Abril a Septiembre.
  • Bali está al alcance de casi todos los bolsillos, así que el alojamiento, excursiones y la comida es accesible.
  • Ubud fue mi elegido para hospedarme, es un pueblito pequeño, en él se concentra la vida artística del país.
  • Kuta es la ciudad más turística de Bali, vas a encontrar un montón de tiendas, restaurantes y además es la zona del lado del mar. Ahí es donde vas a poder disfrutar la vida nocturna de la isla. Una linda opción para hospedarse es en el Hotel Prawita.
  • Jimbaran es un pueblo pesquero, y es prácticamente obligatorio hacer una parada para deleitarse con un plato fresco de pescado. Si pueden elijan algún restaurante que esté ubicado sobre la arena y con vista al mar.
  • El alojamiento va a variar de acuerdo a gustos y categoría, yo me alojé en Teba House Ubud Guest House, y aproximadamente cuesta USD 15,00 por noche una habitación con baño privado.
  • Para surfear  y hacer algún deporte acuático les recomiendo las playas de Jimbaran. Además toda la bahía está protegida por un arrecife de coral, ideal para bucear o hacer snorkel.
  • Para bucear mi preferida fue la playa de Sanur, se encuentra al sur de la isla, tranquila y lleno de arrecifes de coral.
  • No te pierdas de visitar los mercados de la isla, ahí vas a poder probar la gastronomía local.
  • No se olviden que siempre que visitemos un país es importante respetar su cultura.

✍ Por @traversaflor

admin

admin

Comments

  1. Wal_37_
    Wal_37_ mayo 21, 23:55
    Que lindo leerte Florencia. Excelente resumen. Completo. Impecable. Sentí que estaba en el destino. Gracias y hasta el próximo.
  2. Josefina
    Josefina mayo 23, 09:41
    Que lindo viaje Flor! Amo tus anécdotas y como las contas Me haces viajar....
  3. Angeles
    Angeles mayo 24, 21:05
    Que paso con Kevin? Se reencontraron?? Contanos como sigue
  4. Dario
    Dario mayo 24, 21:15
    Que lindo es leerte!! Gracias por hacernos viajar en estos tiempos que vivimos!
  5. Sofia
    Sofia mayo 26, 20:30
    Me encanta esta sección! Te desconecta de la bendita cuarentena y para los que amamos viajar es una caricia al alma! Quiero leer mas! Aparte quiero saber como termina la historia con Kevin! hasta yo me quiero encontrar con el! ja!
  6. Karen
    Karen mayo 27, 19:41
    Me encanta todo lo q nos contas y tus fotos!
  7. Natalia
    Natalia mayo 30, 09:49
    Gracias por hacernos viajar!

Write comment

Your data will be safe! Your e-mail address will not be published. Also other data will not be shared with third person. Required fields marked as *