julio 4, 2020
0 comments
Share

El sendero del aprendiz

📕 En la vida siempre estamos aprendiendo algo, de todos y todo el tiempo, aunque no nos demos cuenta. Es nuestra decisión colocarnos en el lugar de eternos aprendices para estar atentos y poder captar esos momentos en lo cotidiano, o por el contrario ponernos en el lugar es de “yo ya lo sé todo”.

En mí personal opinión esta última opción no es un buen lugar para quedarnos, porque todo lo que tiene vida está en permanente crecimiento y evolución. Aprender es crecer y evolucionar, es movernos. Si nos quedamos estancados, quietos e inmóviles, quizás no estemos conectados con la plenitud de la vida… quizás nos estemos pareciendo más a aquellos que miran las flores crecer desde abajo.

Tal vez por eso me gusta tanto aprender… ¿qué piensan los lectores de La Fogata? Vamos a clarificar nuestro punto: ¿De qué hablamos cuando hablamos de aprender?

Me refiero a lograr expandir nuestra capacidad de acción en forma efectiva. Que podamos hacer hoy lo que ayer no podíamos o no sabíamos.

Y para poder aprender necesito prestar atención a los 4 requisitos básicos que son:

  1. 🔹 Ignorancia: Auto-declararme ignorante, poder decir “no sé”
  2. 🔸 Maestro: Declarar un maestro, darle mi confianza y reconocer su autoridad
  3. 🔹 Tiempo: que transcurra un tiempo entre un momento A (en el que yo no se hacer algo) y un momento B (en el que ya aprendí). Luego eso que aprendí es necesario que lo pueda sostener en el tiempo y proyectarlo hacia el futuro (es decir, lo pueda repetir).
  4. 🔸 Emociones: disponerme al aprendizaje con las emociones de apertura y asombro, para poder tomar lo nuevo como realmente nuevo, tal como hacen los niños.

Cuando contamos con estos 4 requisitos, podemos comenzar el camino. Todo camino de aprendizaje comienza con un llamado, que muchas veces escuchamos y decidimos no atender diciendo “yo estoy bien así… al menos no estoy tan mal… otros están peor… ¿cómo me va a ir si me meto en esto? ¿Seré capaz? ¿Qué garantía tengo? Mejor no hago nada”. Y nos quedamos donde estamos, sin responder el llamado porque en el fondo sabemos que puede ser que tomemos contacto con algunas partes nuestras que no conocemos… que están en sombras, que no queremos mirar…

Hasta que tal vez un día de valentía o de demasiada incomodidad decidimos atender ese llamado y comenzar por fin el sendero del aprendiz.

Algunos nos enamoramos tanto de este camino que no salimos más de nuestro rol de aprendiz eterno.

Y es que la capacidad más linda que tenemos los seres humanos es poder aprender sobre nosotros mismos, andar el propio camino de auto conocimiento y el desarrollo personal. ¿Estás listo, lista para comenzar a transitar tu camino? Cuando sientas que es tu momento contactame. Estoy para acompañarte.

¡Gracias por leerme! ¡Espero sus comentarios en mis redes!

Lic. Mariana Gometz
Coach de Desarrollo Personal

📧 e-mail
💻 Web
📸 Instagram 
👤 Facebook 
📺 YouTube

admin

admin

Comments

No Comments Yet! You can be first to comment this post!

Write comment

Your data will be safe! Your e-mail address will not be published. Also other data will not be shared with third person. Required fields marked as *