julio 20, 2020
0 comments
Share

El secreto de 29 años de amistad

🧡 Ayer hablé con mi mejor amiga. Como estamos en cuarentena hace 3 meses que no nos vemos y estamos las dos tan a mil que no hablamos tan seguido en este tiempo. ¡¡Así que esta charla duró como 2 horas!! Terminamos ambas con dolor de garganta de tanto hablar y muy felices del momento compartido, a pesar de la distancia. Y al cortar el teléfono justo en vísperas del día del amigo me puse a reflexionar y quiero compartirlo con los lectores de La Fogata Radio.

Somos amigas desde hace 29 años. Y a pesar de que en muchas cosasopinamos igual, siempre me suman y me sorprenden sus comentarios. En tantos años a las dos nos pasaron muchas lecciones, algunas aprendimos, en otras aún estamos en el camino de aprendizaje y transformación. Ya no somos las de antes, pero nuestras charlas siempre nos dejan reflexionando y siempre nos dan aliento para darle una vuelta más al tema conversado, una vuelta que creíamos que ya no tenía. Muy a menudo encuentro en ella una opción que no había considerado o que había descartado. Ella no es es coach, pero me mira con amor y en mi mayor posibilidad. Tal como hacemos los coaches con nuestros consultantes.

No hace mucho entendí que el secreto de tantos años de amistad radica en sumar a esos dos ingredientes (amor y vernos en nuestras posibilidades) dejarnos sorprender.

En confesar esa incomodidad tan privada, que muchas veces no queremos reconocer ni nosotras mismas, y dejar que el universo haga su magia. Que el universo y el amor de la amistad operen e ilumine a la oyente para que diga lo que la otra necesita escuchar. No sabemos muy bien cómo sucede. Creo que la humildad de abrir nuestros corazones a escuchar y exponer nuestra vulnerabilidad hace la otra gran parte. Y sumamos un último ingrediente secreto: la confianza. La confianza como una elección de cada minuto, que seguimos haciendo hace 27 años. La confianza de elegirnos y de elegir decir lo que realmente sentimos y pensamos casi casi sin filtros. Con amor siempre, pero sin guardar nada. Tomar contacto con nuestra más profunda intimidad y revelarla, como sea que salga. Y confiar en lo que suceda. Dejarnos sorprender. 

Qué pasaría si hiciéramos esto más a menudo?

Cómo serían nuestra relaciones si nos dejáramos sorprender? Y si confiáramos en el universo -que no es salame- y por algo nos juntó en este momento con esta persona?

Me he encontrado muchas veces filtrando o pensando lo que quería decir delante de tal o cual persona sobre algún tema en particular… y me pregunto ahora: transmito de esta forma el mensaje correcto?

Puedo llegar a ser clara con lo que siento desde este lugar? Se entera el otro de lo que a mí me pasa? Hago crecer la relación así?

Que pretendo del otro si yo misma me guardo algo? Y muchas veces incluso me encontré demandando lo que ni yo misma había generado.

Probemos ir a nuestras relaciones con el corazón abierto y la vulnerabilidad a flor de piel, ir en contacto con nuestro más profundo yo, buscando generar intimidad y unidad desde la confianza, pero por sobre todas las cosas dejándonos sorprender!! y veamos como nos va!

Gracias a todos por leerme

¡Gracias Ceci por inspirarme! Feliz día del amigo para todos. Celebremos una de las cosas más grandiosas que nos regala la vida: la amistad.

Lic. Mariana Gometz
Coach de Desarrollo Personal

📧 e-mail
💻 Web
📸 Instagram 
👤 Facebook 
📺 YouTube

admin

admin

Comments

No Comments Yet! You can be first to comment this post!

Write comment

Your data will be safe! Your e-mail address will not be published. Also other data will not be shared with third person. Required fields marked as *