septiembre 13, 2022
0 comments
Share

ADIÓS AL UNIVERSO BREAKING BAD

🎞 Por Nico Fernández II Hace unas semanas terminó “Better Call Saul”, la serie precuela y secuela a la vez, de “Breaking Bad”, y acá te traemos un análisis de lo que deja el fin de esta serie y este universo que terminó, pero que queda en la historia. Todo esto sin posibles spoilers para que los que aún no se adentraron o no vieron al completo los proyectos de este universo, tengan la oportunidad de hacerlo.

¿Que decir de Better Call Saul que no se haya dicho? Una serie totalmente hermosa y recomendable, que logró algo muy difícil y que muy poca gente tenía fé: una serie que fuera digna “hermana” de Breaking Bad, serie que marcó un antes y un después en muchos aspectos, por lo que era una tarea difícil. Si bien a algunos les puede parecer algo lentas las primeras dos temporadas, algo constante de BCS es que parece que no está pasando nada y a la vez pasa todo, como charlas entre personajes bajo una pregunta, evoluación de sus personas, o experiencias en la vida, que termina siendo simbólico, o por ejemplo, haciéndonos conocer a personajes que aparecieron en Br. Bad con mucha más profundidad, como es el caso de Mike, que si ya era querido, en esta serie es amado.

Pero hablando de personajes, me es imposible no recalcar algo importantísimo: a pesar de tener varios personajes del elenco de Br. Bad, nos entregaron personajes nuevos a la misma escala o incluso mejores, que tienen momentos claves en lo que es este universo de la serie, dígase Nacho, ese “primer refugiado” bajo las alas de Mike. Lalo Salamanca, logrando ser, opinión personal, el mejor villano de ambas series, cuando pensábamos que Gustavo Fring lo iba a seguir siendo luego de su incorporación a BCS y lo hecho en Br.Bad. Y la que se lleva todos los aplausos, Kim Wexler, que junto a Jimmy McGill/Saul Goodman, considero que son dos de los mejores personajes creados en la TV en los últimos 20 años, sin exagerar.

Hay una retroalimentación constante de BCS y Br. Bad, como se esperaba, ya que BCS mejoró aún más a Br. Bad, y esta última, al dejarnos saber el final de varios personajes, nos permite conocerlos a más profundidad y apreciar su evolución de una manera más disfrutable en BCS, incluso como dije antes, mejorandolós.
Ahora, si bien hay cosas que me gustaron más en Br. Bad, BCS no tiene NADA que envidiarle, e incluso en muchas cosas, es mejor por goleada, como los planos visuales que son un deleite, buena utilización de los personajes de Br. Bad, dejar que a pesar de utilización de estos últimos, los personajes nuevos y propios de la serie sean la verdadera premisa, e incluso, me quedo más con la evolución de los personajes de BCS que por sobre los de Br. Bad, ya que si pienso rápido, algo que tuvo pendiente la primogénita fue un personaje femenino fuerte, que nos dejen de recuerdo, no se me viene ninguno a la cabeza, en cambio, con Kim Wexler nos queda un personaje muy bien logrado y una historia digna de serie propia, pero que quedará sin ella ya que no hay planes a futuro.

Se podría decir que BCS es una serie en la que Vince Gilligan y Peter Gould nos mintieron, y tendríamos que estar agradecidos. Ya que su anuncio en 2014 contaba que era la historia de Saul Goodman antes de Breaking Bad, pero en cambio, nos presentaron y vimos a Jimmy McGill, un tipazo que bajo decisiones erróneas y consecuencias de la vida, lo cual no lo justifica, termina convirtiéndose en el que ya conocimos en Br. Bad, y en el que en BCS solo lo vemos en los últimos capítulos y no más de una hora en toda la serie, ya que luego vemos a Jimmy McGill y Gene Takovic.

Es una historia que a diferencia de su progenitora, tiene problemas más personales o terrenales, pero que produjeron el mismo miedo y tensión. Irónico también, que Br. Bad tenga un final casi de guerrilla, y esta serie que transcurre en el mismo universo tenga un final más terrenal y que en tanto clima de muerte, decepciones y sangre, tuvieron tiempo de contarnos la mejor historia romántica entre dos personajes en la TV en los últimos años, cómo fueron Jimmy McGill y Kim Wexler, incluso sin necesidad de hacer escenas muy predominantes del género, como besos, escenas de sexo y un largo etcétera, no. Solo nos muestran el afecto entre dos personas que literalmente se bancaron en las buenas y en las malas, con detalles románticos más inclinados en decisiones personales o intimidad entre ambos, sin exponerlo hacia su entorno, porque sí, si algo más le faltaba hacer a esta serie para hacerla aún más completa y perfecta, era también deleitarnos en un campo desconocido en este universo, el romance.

Sé que muchos dirán “Terminaste hablando y comparando ambas series”, y es que es imposible no hacerlo, ya que el laburo de Vince Gilligan y Peter Gould en este universo ficcional que cuenta con 2 series (Breaking Bad y Better Call Saul), 11 temporadas de TV y una película (“El Camino”), es de lo mejor que se vió en la televisión por muchísimo tiempo.
Lamentablemente, con el vacío de BCS también queda un vacío desconsolador por la confirmación de que este es el fin del universo creado por Gilligan y Gould, mundo ficcional que vamos a extrañar y mucho, ya que nos acompañan desde 2007, pero me alegra que sepan frenar a tiempo en vez de seguir haciendo proyectos (hay muchos personajes que se prestan), con el peligro de que se torne repetitivo o afecte a alguno de los tres proyectos ya mencionados, pero se despiden por todo lo alto y con un cierre definitivo de este universo hermoso digno de aplaudir de pie.

admin

admin

Comments

No Comments Yet! You can be first to comment this post!

Write comment

Your data will be safe! Your e-mail address will not be published. Also other data will not be shared with third person. Required fields marked as *